Continúa el ciclo mensual «Esto no es ficción (los textos periodísticos por venir)» donde diversos autores de crónicas mostrarán sus proyectos. Se trata de una iniciativa impulsada por Fundación TEM y coordinada por Javier Sinay, quien cuenta en aquí algunas características de esta «ceremonia íntima» que busca indagar voces y tendencias de un género en auge.

-¿Cómo surgió la idea de realizar este ciclo?
-La idea surgió porque junto con Fundación TEM creemos que hay mucha producción periodística y de no ficción en marcha. Y como somos curiosos y nos gusta juntarnos, nos pareció que podíamos celebrar un encuentro alrededor de los textos en camino. Somos nerds del periodismo.

-¿Cuál es la propuesta de «Esto no es ficción»?
-Es una ceremonia íntima en la que un autor se anima a mostrarle a un puñado de personas sus nuevos proyectos, y quizás deja entrever algo de la ingeniería secreta de su maquinaria creativa. Por otro lado, y en tanto la crónica y sus variantes se han desarrollado mucho en sus formas, ésta es también una oportunidad para ver qué tendencias van apareciendo en el género.

-¿Cuál es el estado de situación de la crónica en nuestro país? ¿Qué ocurre en otros lugares de América Latina?
-La crónica y sus variantes se convirtieron en un género estandarizado, de consumo más o menos masivo, y esto tiene que ver con el auge de los medios de comunicación y el desarrollo de sus narrativas en las últimas décadas. Pero, creo yo, también con la caída de la novela en un sopor posmoderno. Las historias reales adquieren entonces otra dimensión, teniendo en cuenta especialmente sus cualidades formales; es decir, la calidad de los textos. Este movimiento se da en todo el continente latinoamericano, con variantes. Por ejemplo, en México el género está centrado en gran medida en las historias de narcotráfico. En Argentina, la realidad política no se nos impone con un asunto tan puntual, y eso nos permite navegar otras aguas, más diversas. Creo, además, que un país tan psicoanalizado como éste tiende a escribir más a través de y en torno a la primera persona, incluso en temas de gran interés social. Un ejemplo: el diario/crónica Cambiamos: Mauricio Macri Presidente. Día a día, la campaña por dentro, de Hernán Iglesias Illa. Paola Lucantis, editora de Tusquets Argentina, me dijo que la colección Mirada Crónica -que dirige Leila Guerriero en esta editorial- vende de acuerdo al tema, a veces más, a veces menos. El partido: Argentina-Inglaterra 1986 de Andrés Burgo, es un hit. La no ficción bien trabajada genera interés en libreros y en lectores, me contó Lucantis, y vende más que la ficción y tiene mayor recorrido en prensa y en exhibición.

-¿Podrías indicar algunas características comunes que tienen «los textos periodísticos que están por venir»?
-Estos textos tienen pocas características en común, y eso responde a que, como decía antes, podemos hablar de un género que es «la crónica y sus variantes» y no sólo «la crónica». Así que habrá textos de formato periodístico clásico, pero también textos innovadores, arriesgados, heterodoxos, introspectivos, ensayísticos, viajeros e irreverentes. Eso sí: siempre serán el resultado de un trabajo en el terreno con la técnica periodística.

El ciclo de lecturas «Esto no es ficción (los textos periodísticos que están por venir)» se realizará el martes 29 de noviembre a las 19 en Fundación TEM (Carlos Calvo 4319, primer piso). En esta oportunidad, participan Federico Bianchini, Marta Dillon y Ricardo Rangendorfer. 

Texto: Ivana Romero

Foto: Verónica Martínez / Archivo Fundación TEM

One thought on “«Somos nerds del periodismo»

Deja un comentario