Aprender a mirar. Y que ése sea un aprendizaje apasionado y lúdico. Se trata de una propuesta que atraviesa la fotografía pero que es, a la vez, un modo de vincularse con el mundo circundante. De eso trató Introducción a la mirada, un taller de fotografía para chicos que estuvo coordinado por Pablo Añeli, Gonzalo Martínez y Nicolás Trombetta con la participación de Julio Juárez y su Laboratorio Mágico.

El taller ocupó tres jornadas durante las vacaciones de invierno y la tarea se planteó a través de módulos que articularon formas de aprendizaje individuales y colectivas.

Cada integrante se fotografió y fue fotografiado por los otros chicos. No hubo foto de autoría única: las fotos fueron de todos y se buscó lo colectivo. Además, los coordinadores compartieron algunas fotos propias para contar les a los chicos cómo trabajan sus imágenes.

En el taller se compartieron conceptos sobre la fotografía. Se trabajó tanto de modo digital como de modo analógico. Los participantes recorrieron el barrio, miraron fotografías, se fotografiaron en movimiento y pintaron con luz a través de linternas. Disfrutaron del aire libre en la terraza de la Fundación, se hicieron amigos, crearon sus propios álbumes fotográficos, jugaron y finalizaron el Taller entre aplausos, contentos con las revelaciones de sus propias miradas.

Aquí, un poco del backstage de lo que sucedió en esos días a través de esta galería de imágenes…

Deja un comentario