Foto: Eduard Bayer

Ya subieron a la nave Juan Villoro y Leila Guerriero. Hoy le toca el turno a Hernán Casciari, escritor y director de Orsai, quien ha decidido no llevar no ficción, ni tampoco Lolita.

«Cada vez que hago una mudanza en la que no me puedo llevar todos mis libros, sino solamente poquitos, siempre me llevo los mismos. De hecho, son los únicos que todavía conservo de mi adolescencia. Son libros ajados que me acompañaron a todas partes desde los quince años, y Marte no tendría por qué ser menos. Son dos: el último que me compré creyendo que todavía era un chico y ya no lo era («Tom Saywer en el extranjero», de Mark Twain), y el primero que me compré creyendo que ya era grande y todavía no lo era («El examen», de Cortázar).
Si hay que irse a otro planeta, lo mejor es llevar una mochila adolescente.»

Deja un comentario