El libro que reúne las diez crónicas finalistas del Primer Premio de Crónicas La Voluntad. Aquí. el prólogo de Otra Argentina, escrito por Eduardo Anguita y Martín Caparrós, jurados del concurso junto con Cristian Alarcón (Anfibia), Paula Pérez Alsonso (Grupo Planeta) y Ezequiel Martínez (Fundación Tomás Eloy Martínez).

La Argentina atraviesa, como siempre, momentos especiales: calientes, controvertidos, inquietantes. Para buscar nuevas maneras de contarlos convocamos hace casi un año a los jóvenes periodistas y escritores argentinos a participar con sus trabajos en el Primer Premio de Crónicas La Voluntad.

La consigna era La Argentina de hoy. Se trataba de utilizar toda la potencia de la crónica para producir un fresco del país actual, para mirar esos espacios que tantas veces evitamos. Se trataba de contar esa Otra Argentina, que sigue siendo, por supuesto, ésta.

No es un azar si la crónica que abre estas páginas la ganadora fue escrita, desde su celda, por una mujer que lleva muchos años presa. Su descubrimiento fue una sorpresa extraordinaria. No es la única. Entre los otros nueve textos los finalistas del Premio hay historias de villeros y de delincuentes y de drogones, de travestis, de migrantes y de esperanzas, de árbitros de fútbol y de sanadores misteriosos, de desastres ecológicos y de guardianes de la tierra, de políticos oficialistas y dirigentes opositores, de esfuerzos y contratiempos y logros sorprendentes. Y todas ellas contadas a través de prosas, maneras tan diversas, desde rincones muy diversos del territorio nacional. Buenos Aires, por supuesto, pero también Bahía Blanca, Mar del Plata, Rosario, Arequito, Tucumán y Mendoza.

Los autores de este libro todavía estaban en la escuela cuando La Voluntad fue publicado. Hoy trabajan en medios, escriben, enseñan, y con su mirada de cronistas indagan, cuestionan y resaltan historias que merecen ser leídas, que bien vale guardar en la biblioteca, que sirven para provocar debates sobre el país y la sociedad en la que vivimos.

Eduardo Anguita – Martín Caparrós

Deja un comentario