Compartimos el prólogo de Rodolfo Walsh no escribió Operación masacre y otros ensayos, del ensayista argentino Sebastián Hernaiz. El libro fue editado recientemente por 17 grises editora.

Los cuatro ensayos que componen este libro abordan temas divergentes pero están atravesados por un mismo interés: discutir algunas cristalizaciones en la forma de leer e interpretar la literatura, la historia de la literatura y la realidad nacional. Si bien los temas que se trabajan están a priori fechados entre lo que va de los años cuarenta y el fin de siglo, el interés no deja de ser siempre también el presente. En meses en los que los debates por el revisionismo histórico pueblan la esfera pública de posicionamientos patéticos, no abunda insistir en esto: la lectura crítica puede lidiar con materiales no estrictamente “contemporáneos” sin por eso abandonar la práctica sobre el presente. Es, por lo menos, una ingenuidad creer que reconstruir la historia de la forma en que se lee hoy Operación Masacre constituye un mero trabajo de archivista sin sentido. Por el contrario: el archivo es una herramienta fundamental para entender los modos en que nuestro presente construye su forma de entender el mundo. Debería ser innecesario aclarar que trabajar las relaciones entre Adán Buenosayres o el cuento “Casa tomada” y el contexto político en el que se publicaron no es un mero ejercicio académico, sino un modo de participar en los debates actuales sobre literatura y peronismo. Del mismo modo, trabajar sobre el lugar social de la literatura en los años noventa no es sólo revolver revistas viejas, sino un modo de discutir algunos presupuestos que atraviesan otro de los debates en los que se sostienen los discursos e identidades político-culturales del presente: el menemismo.

El presente es el campo de tensiones en el que estos textos encuentran su motor de escritura y no otro es su horizonte de intervención. No existirían como tales sin la experiencia de politización que signó a la sociedad argentina desde diciembre del 2001 y no serían lo que son sin el clima de debates y las formas de la política y la práctica intelectual que trajo consigo el kirchnerismo. En lo personal, tampoco serían lo que son sin las charlas, discusiones y lecturas compartidas con amigos y compañeros de una lista casi inabarcable de felicidades: la revista elintepretador, la cátedra de Literatura Argentina de la UBA, innumerables veladas en casas amigas con esa proliferación de lo que no puedo dejar de sentir mi generación.

——————————————————————————————-

*Sebastián Hernaiz nació en Buenos Aires, 1981. Escritor, investigador y docente. Dicta cursos de literatura y escritura en la UBA, el IUNA, la UdeSA y el ECuNHi. Es parte del grupo editor de la revista de literatura, arte y pensamiento ElInterpretador.net

Deja un comentario