El escritor italiano Bruno Arpaia visitó por segunda vez la Universidad Nacional de San Martín para brindar el seminario Ciencia y NarraciónAprovechamos la ocasión para hacerle una breve entrevista sobre algunos de los temas que marcaron su vida y sus trabajos como ensayista.

Bruno Arpaia es escritor, periodista y traductor especializado en literatura española y latinoamericana. Invitado por la Universidad de San Martín y el Programa Lectura Mundi, llegó a Buenos Aires para dictar un seminario llamado Ciencia y Narración, donde este año inaugurará un espacio dedicado a pensar los retos que implica una ciencia nueva en la producción y experimentación del conocimiento en las universidades contemporáneas y en las llamadas sociedades de la información. En su segunda visita a la Argentina (la primera vez fue en el marco del seminario Literatura e Historia, coordinado por Alberto Manguel, que tuvo como invitado a Manuel Rivas en la Fundación TEM), aprovechamos la ocasión para hacerle una breve entrevista sobre alguno de los temas que marcaron su vida (la lectura de Cien años de soledad de muy joven y la relación con la literatura latinoamericana) y su trabajo como ensayista (la noción del tiempo a la hora de narrar).

Hoy a las 18 horas en el auditorio Lectura Mundi, Arpaia dialogará con la ensayista, periodista y novelista Iaia Caputo, en la mesa de debate Lecturas del Mundo: Italia, después de Berlusconi, que estará moderada por el director Mario Greco.

Para más información, visite el sitio de Lectura Mundi.

Aquí puede leer un perfil de Bruno Arpaia en Revista Anfibia.

Bruno Arpaia nació en Ottaviano (Nápoles) en 1957. Se licenció en Ciencias Políticas en la Universidad de Nápoles, especializándose en Historia americana. Después comenzó su carrera como periodista en Il Mattino de su ciudad natal. En 1989 se mudó a Milán. Su primera novela se remonta a 1990, iI forestieri  con la que ganó el Premio Bagutta- Opera prima en 1991. Mientras tanto siguió trabajando como periodista para La Repubblica y a partir de 1998 dejó la redacción del periódico para dedicarse a la escritura y al periodismo freelance. En 1994 publicó la novela Il futuro in punta di piedi y en 1997 Tiempo perdido (Ediciones B), novela ambientada durante la Revolución de Asturias de 1934. A continuación publicó La última frontera (Lumen), novela ganadora del Premio Selezione Campiello 2001. En 2003 publicó Narrar es resistir, una larga conversación con el escritor chileno Luis Sepúlveda; en 2006, la novela Il passato davanti a noi. En 2007 vio la luz el ensayo Per una sinistra reazionaria y en 2011 la novela L’energia del vuoto. Sus obras son traducidas a muchos idiomas. Ha sido traductor, entre otros, de Ortega y Gasset, Camilo José Cela y Paco Ignacio Taibo II. Actualmente traduce a Carlos Ruiz Zafón.

Deja un comentario