A un año de la muerte de su mentor, la Fundación Tomás Eloy Martínez, cuya misión es custodiar el legado y la obra del escritor y promover la literatura y el periodismo de calidad, prepara su lanzamiento. El radio de acción de la Fundación TEM es América Latina y el público al cual están dirigidos sus proyectos son los jóvenes escritores latinoamericanos.

Antes de morir, Tomás Eloy Martínez sentó las bases ideológicas y materiales de esta Fundación, y definió como prioridad la creación de un espacio de promoción y de apoyo a las jóvenes plumas de América Latina. Basado en su experiencia como escritor y periodista, y también como profesor, Tomás Eloy Martínez creía que para lograr que los escritores jóvenes tuvieran más y mejores oportunidades de mostrar su talento era necesario invertir en estímulos. Ofrecerles a quienes más lo necesitaran, recursos y espacios de desarrollo que contribuyeran a la producción de obras de calidad. Es por eso que el proyecto principal de la Fundación es el Premio Fundación TEM para Jóvenes Narradores, que se entregará anualmante en dos categorías (Ficción y No Ficción) a escritores latinoamericanos de no más de cuarenta años, que concursen con un proyecto avanzado de libro.

El segundo proyecto de la Fundación es la Biblioteca TEM, que reunirá material relevante a la vida y obra de Tomás Eloy Martínez y de la narrativa latinoamericana contemporánea, y que espera servir a propósitos académicos y de investigación. El material del que dispondrá la Biblioteca TEM es el que conformaba la biblioteca personal de Tomás Eloy Martínez: libros, películas, música y obras de arte que pertenecían al escritor –y que ahora son patrimonio de la Fundación TEM– convivirán con las primeras ediciones de todas sus obras publicadas, los manuscritos, sus archivos privados de documentación e investigación, los premios y distinciones recibidas y un copioso registro fotográfico de escritores contemporáneos.

La Biblioteca TEM estará asentada en la sede de la Fundación: Carlos Calvo 4319, 1° piso, en el barrio porteño de Boedo. En la planta baja de ese mismo edificio funciona la Biblioteca pública Miguel Cané, y en un sector del primer piso se encuentra el escritorio en el que trabajó Jorge Luis Borges entre los años 1937 y 1946.

Un personal ejecutivo, comandado por la escritora Margarita García Robayo, cumplirá sus labores en la sede y un comité honorífico convocado por el Presidente de la Fundación, Ezequiel Martínez,  actuará como órgano consultivo y servirá de guía en las decisiones estratégicas. Este comité está conformado por colegas y amigos de Tomás Eloy Martínez, como: Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes, Paul Auster, Nélida Piñón, Sergio Ramírez, Juan Villoro, Martín Caparrós, Hermenegildo Sábat, Rosa Conde, Juan Cruz Ruiz y Natalio Botana.

Deja un comentario