El hijo del autor de ‘Santa Evita’ habló de su padre. Actualmente está creada una fundación que guarda su legado.

En un diálogo ágil y ameno la escritora Graciela Gliemmo y Ezequiel Martínez, hijo del destacado cronista argentino Tomás Eloy Martínez, revivieron en La Cueva las obsesiones de una de las grandes plumas del periodismo Latinoamericano.

“Mi padre nunca daba por cerrada una investigación y siempre investigaba buscando la verdad (…) Él dudaba de todo y chequeaba todas sus fuentes hasta el final”, dijo Martínez durante la entrevista que hizo parte de la programación del Carnaval de las Artes.

El hijo de Tomás Eloy también contó cómo llegó la historia de novela Santa Evita hasta los oídos de su padre “fue por llamada que recibió del brigadier que estuvo a cargo de la negociación de los restos de Evita y la devolución de su cadáver. Llamaron a mi padre porque ellos sabían que él escribía mucho sobre Perón, le contaron su historia  y allí comenzó toda su dedicación por Evita”.

Actualmente Ezequiel dirige una fundación en Argentina que guarda toda la biblioteca y los archivos de su padre para que jóvenes periodistas estudien la obra del autor.

Sobre la orientación política de su padre, Ezequiel confirmó que no era peronista, como muchos lo afirman sino “peronólogo, que no es lo mismo y que admiraba el carisma y fuerza que tuvo”.

Durante la charla también se desdibujaron los trazos entre la realidad y la ficción en la obra de Eloy Martínez “es muy curioso porque a veces son considerados como hechos históricos diálogos y escenas que pertenecen a las novelas de mi padre”, expuso Martínez.

Medio: El Heraldo (Barranquilla, Colombia)

Fecha: 16 de febrero de 2014

Ir al artículo

Deja un comentario