Se cumplen hoy cincuenta años de la publicación de Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez. Poco tiempos después, el 20 de junio de 1967, Tomás Eloy Martínez escribió un extenso artículo donde se refirió a ésta como «la gran novela de América»; entre otras razones, por el modo de renovar la narrativa del continente y por su estilo exquisito de principio a fin, a quien el periodista calificó como «un diluvio de belleza». La alusión no es azarosa teniendo en cuenta algunos pasajes de la novela y sobre todo, una pequeña anécdota: TEM se encontró con el manuscrito de Gabo un día de lluvia y sus zapatos mojaron sin querer algunas páginas dispersas en el piso. La reseña se publicó en el semanario Primera Plana -una de las revistas culturales más influyentes de América latina, editada en Buenos Aires- donde TEM era jefe de redacción. La amistad entre los dos escritores se tornó imperecedera.

Aquí reproducimos lo que TEM contó en La Gaceta literaria en una entrevista publicada el 3 de junio de 2007, que forma parte de nuestro archivo.

«Hay una historia que García Márquez y yo recordamos mucho. Paco Porrúa, editor de Sudamericana, me llama por teléfono a Primera Plana y me dice: ‘Tenés que venir a leer una novela extraordinaria’. Fui a su casa, estaba lloviendo mucho, vi una fila de papeles en el suelo y cuando empecé a pisarlas, Porrúa me gritó: ‘Estás pisando el manuscrito de la novela’. El elemento identificador de ese manuscrito, que se perdió, son las huellas de los zapatos, que van de la página 92 a la 105. Le dije a Porrúa que teníamos que invitar al autor como jurado del concurso de Primera Plana. Así fue como nos conocimos. (…) Lo invité a Gabo a Buenos Aires cuando era un desconocido. Porrúa y yo fuimos las únicas dos personas que fueron a recibirlo al aeropuerto. Llegó a las tres de la mañana, salimos a comer y amanecimos con él. A partir de ahí estalló una gloria instantánea como nunca he vuelto a ver. E inicié con él una larga amistad».

Compartimos aquí la reseña de TEM sobre «Cien años de soledad» junto con originales de Primer Plana. También, la portada de esa revista, donde Gabo es presentado en sociedad entre el público argentino.

(Todos estos materiales forman parte del Archivo TEM y están disponibles para consulta).

 

Deja un comentario