Nació en Buenos Aires, en 1977.

El año 1995 fue una bisagra para que Alfredo Srur abandone sus estudios de diseño industrial y quiera dedicarse a la imagen en sus distintas formas; había ganado un concurso de videominuto con la adaptación de un cuento llamado El Cuco, que escribió en 1992.

Sus primeras imágenes fueron hechas con una cámara de fotos adaptada a un telescopio, fotografiando la Luna, Marte, Venus y Júpiter.

Su primer trabajo trascendental fue en la película Evita de Alan Parker, donde se desempeñó como asistente de locaciones, pudiendo entablar relación con el director de fotografía Darius Khondji.

En el año 1997 comenzó a fotografiar en la ciudad de Los Ángeles (California), donde también trabajó en TV, teatro y cine. Filmó sus primeros cortos en 16 milímetros: Una pandilla de East L.A. (esas filmaciones permanecen extraviadas) y una ficción sobre Dios.

En 1999 comenzó a trabajar, de la mano de Rafael Calviño y Jorge Sáenz, en Revista Siglo XXI. Así desarrolló su oficio como fotógrafo, la última generación de fotografía analógica. Ha trabajado como staff en Página 12, Diario Perfil y Revista La Nación. Ha publicado parte de su trabajo personal en Rolling Stone, Dulce X Negra, National Geographic, Revista El País (España), Internazionale (Italia), Gatopardo (Colombia), Etiqueta Negra (Perú), entre otros.

En 2001 es becado por la Fundación Nuevo Periodismo, para asistir a un taller dictado por el fotógrafo italiano Ernesto Bazán, en Cartagena, Colombia. En 2002 realiza junto a Sebastián Szyd imágenes para el Banco Mundial sobre los trabajadores del campo en Honduras, recorriendo el país durante un mes. Realiza un relevamiento fotográfico para la Federación Internacional de la Cruz Roja (Ginebra), recorriendo durante un mes la selva amazónica de Bolivia, Ecuador, Colombia y Perú durante 2003

Ha hecho distintas series fotográficas desde el año 1997 hasta la actualidad: Los Angeles (1997/1998); El Impenetrable Chaqueño (1998 y 2008); Familias (1999/2001); La Hiena Barrios (1999/2001); Sin Título (1999/2003); Prisión San Diego (2001); Geovany no Quiere Ser Rambo (2001 y 2005); Heridas (2002/2015); Prisión Vantaa (2006); Ciudades del Este (2008); Zona Sur (2009/2014) y El Descubrimiento de la Fotografía (2014/2016).

Obtuvo las becas de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (Colombia), Fondo Nacional de las Artes, Fondo Metropolitano de Artes y las Ciencias, Avina (Brasil) y Sporting Nations Project (UK).

Realiza exposiciones fotográficas desde el año 2002.

Desde 2008 dicta los talleres fotográficos Formas de Documentar en el Museo Arte y Memoria (La Plata).

En 2010 publicó su primer libro de autor: Geovany no Quiere ser Rambo, una historia de Medellín. Publicado por Gabriel Diaz y Darío Lanis / Dilan Editores, en la colección Fotógrafos Argentinos.

Desde 2013 está construyendo C I F H A (Centro de Investigación Fotográfico Histórico Argentino), uno de los primeros centros de investigación dedicado a la fotografía argentina desde el siglo XIX hasta la actualidad.

Su obra forma parte del Centre Regional de la Photographie Nord Pas-de-Calais, Francia; la Colección Rabobank/Panorama de la fotografía argentina (recientemente donada al Museo Nacional de Bellas Artes Argentina); las colecciones de Jean Louis Lariviere, Wallis Franklin y Julian Sander, entre otros.

Su obra es representada exclusivamente por Galerie Julian Sander (Cologne, Alemania). Su director, Julian Sander, es el bisnieto del reconocido fotógrafo August Sander.

Sigue trabajando con sales de plata en su laboratorio de Buenos Aires.