La fundación TEM se encuentra en el barrio de Boedo, en una casa «de las de antes», que está justo arriba de la biblioteca Miguel Cané, emblemática por haber sido el espacio de trabajo de Jorge Luis Borges entre 1937 y 1946.

La casa conserva toda la biblioteca de Tomás Eloy Martínez -compuesta por más de 15.000 volúmenes-, sus archivos y manuscritos, sus discos, sus películas, cuadros y mobiliario.

Ya desde su restauración, se pensó como una casa abierta al público. Por eso, cuenta con un espacio para talleres (rodeado de libros) y otro espacio para presentaciones, lecturas, y exposiciones. En estos cuatro años y medio han pasado algunos de los  escritores, fotógrafos y periodistas más prestigiosos de nuestro país y de América Latina.

Acá algunas fotos para los que aún no vinieron, la conozcan.