Este taller de lectura y escritura de crónicas de viaje parte de una premisa: el periodismo narrativo se aprende o se afina al escribir y leer en paralelo, de manera fragorosa. El taller está pensado para periodistas, estudiantes y graduados en Ciencias de la Comunicación u otras ciencias sociales, y a todo aquel con inclinación por la lectura y la escritura de crónicas de viaje.

Visitar el sitio viajarparacontarla. Para informes e inscripciones escribir a viajarparacontarla@fundaciontem.org

Objetivos

Este taller de lectura y escritura de crónicas de viaje parte de una premisa: el periodismo narrativo se aprende o se afina al escribir y leer en paralelo, de manera fragorosa. La lectura de los grandes cronistas es pura fruición y materia inspiradora; mientras que la escritura propia puede ser agotadora y tortuosa, coronada quizá por un goce final. 

La situación de viaje periodístico obliga a activar los sentidos en “modo radar”, colocándonos seguido frente a la instancia medular de la crónica: lo inusual y el encuentro con el otro, inmerso en su cosmovisión. Ese choque inevitable se va amortiguando a medida que indagamos en lo subyacente de cada cultura y hace brotar la materia útil para un relato que no se limite al dato fáctico y los meros hechos. Y para esto no hace falta ir lejos: en el lugar más inesperado, cerca de casa, pueden surgir el personaje o la vivencia convertibles en un gran relato. Una cosa es informar lo que vemos y otra casi opuesta es narrarlo. 

A diferencia de la noticia, la crónica reconstruye una vivencia en la mente del lector apelando a los cinco sentidos: “las cosas ocurren dos veces: en los hechos y en la representación de los hechos que nosotros hacemos como cronistas”, dice Juan Villoro. La noticia envejecerá rápido; pero una crónica bien trabajada a veces dura por siglos. 

El taller está pensado para periodistas, estudiantes y graduados en Ciencias de la Comunicación u otras ciencias sociales, y a todo aquel con inclinación por la lectura y la escritura de crónicas de viaje. Objetivos teóricos -Leer las crónicas de la bibliografía a “trasluz” para ver su “esqueleto” 

• Pulir la escritura de vicios de egocentrismo y lugares comunes como la adjetivación innecesaria, para ejercitarla de manera sobria, concisa y original. 

• Perfilar el tratamiento de los temas para ir en profundidad; evitar el diario personal y aquello que sólo pueda interesarle a nuestra familia, para producir en cambio textos con valor periodístico.

• Sortear el riesgo de aburrir al lector con cosas superfluas que no recrean un ambiente o una situación. 

• Eludir prejuicios etnocentristas o caer en el exotismo. 

• Definir cuándo tomar nota y los usos del grabador. 

• Respetar la selección y jerarquizaciones que la memoria hace por sí sola.

• Estimular el inconformismo indagador para llegar más lejos en los temas (y saber cuándo se agotaron). 

• Considerar los riesgos de creerse un artista o un antropólogo, cuando uno está apenas de paso por un lugar y llega a suponer haberlo entendido todo. 

• Ejercitar el manejo del ritmo, la fluidez y la plasticidad de cada frase; conocer los riesgos del enciclopedismo. 

Objetivos prácticos 

• La producción de una crónica valiosa sobre un viaje propio (o perfeccionar una ya escrita con el docente en el papel de editor de un medio frente a un periodista). Terminar y pulir esa crónica de modo que sea publicable a través der un ida y vuelta semanal del texto producido para su análisis crítico. 

• Estudiar y componer escenas narrativas de non-fiction con técnicas literarias, cuya correcta interconexión es el eje de una crónica. 

-• Influir en la forma de viajar para contarla; quien se hace cronista viaja con un objetivo concreto y se coloca en “modo esponja”, para tratar de absorber todo lo que pueda, seleccionando y descartando in situ el material para sus relatos. 
Además intenta ver e interpretar lo que otros no ven y -en lo posible- trata de responder algunos porqués de lo que ve: claramente, el cronista no está de vacaciones. Se entregará un diploma de asistencia.

 

Deja un comentario