A cargo de Gonzalo León

Fecha: miércoles de octubre y primer miércoles de noviembre, de 19 a 21 hs. (cinco encuentros)

Sobre el Taller

Se trata de indagar en la obra de una cronista imprescindible en la escena no sólo argentina, sino en lengua castellana: María Moreno. Para ello nos centraremos en tres de sus libros, que abarcan tres períodos diferentes, con el objetivo de conocer los modos en que ha ido construyendo sus textos, para así detectar sus claves, rasgos más comunes y las variantes que ha experimentado a lo largo de los años. Será por tanto un taller de lectura y discusión.

Bibliografía esencial

El affair Skeffington (1992)

Banco a la sombra (2007)

Black out (2016)

Gonzalo León Oficial

Escritor y periodista chileno. Ha publicado novelas, libros de cuentos y de crónicas, entre los que se cuentan Manual para tartamudos (2016), Cocainómanos chilenos (2012), Vida y muerte del doctor Martín Gambarotta (2011), Un imbécil leyendo a Nietzsche (2009, segundo Premio Municipal de Literatura de Santiago). En Chile escribió durante seis años una crónica en la sección A Sangre Fría del diario La Nación. Actualmente escribe sobre literatura para diferentes medios: Perfil, La Agenda, Infobae de Argentina y en las revistas Capital y Punto Final de Chile. Desde 2011 vive y trabaja en Buenos Aires.

León por León

Sobre todo soy un lector, pero empecé ensayando formas breves: cuento y crónica. Puede decirse que son mis géneros en los que me inicié, y de ahí que mi concepción de novela incluya estas formas breves. La literatura es un terreno vasto y al momento de escribir todo es cancha, la idea es saber ocupar y usar esa cancha, y creo que con el tiempo he ido aprendiendo eso. Sin la lectura de crónicas y cuentos, de ensayos, notas periodísticas y novelas, eso no hubiera sido posible. Para cualquiera que le interese la escritura, la narrativa de María Moreno es un terreno fundamental para apreciar esto, porque se trata de una narrativa que se resiste a la clasificación y porque lo que va por delante no es la etiqueta sino la escritura.

(Foto: Francisca García)

Deja un comentario