Siguiendo con el ciclo de textos de los lunes, compartimos un fragmento de Fuera de temporada, cuento que forma parte de Los domingos son para dormir, libro de la escritora y periodista Sonia Budassi.

Por Sonia Budassi*

Apoyo mi bolso sobre la puerta del bar que también funciona como venta de pasajes, quiosco y terminal de ómnibus. No hay casi nada que pueda hacer mi espera menos aburrida; ninguna revista, tampoco barras de cereal ni su opuesto calórico correspondiente: los alfajores triples de chocolate que tanto me gustan. Comer por gula es entretenido. Llegué primera gracias a la exagerada puntualidad de mi madre (en este caso más que inconveniente; el insomnio me había dejado dormir sólo dos horas y, de no haber sido por mamá…) que me despertó una hora antes de lo convenido; quizá para lograr (y lo logró) que antes de irme desayunara con ella “como corresponde”, es decir, varios mates con tostadas y dulce casero.
Pero puedo sorprender a las chicas con algo más que mi insólita puntualidad: compro chocolatines para todas y para Marisa, cigarrillos –ella fuma otra marca, pero de esos no tienen—, y también varios paquetes para mí. Este lugar me recuerda a esos bares de pueblo, más bien al único bar que hay en el pueblo donde viven mis tíos, bares multifunción; quizá las pulperías hayan sido así; ningún drugstore que conozca es a la vez terminal de ómnibus.
Afuera, vergüenza de ser vista; en cada auto que dobla, una posible amenaza: ex compañeros de colegio, ex novios de la infancia, ex malas amigas; pensar que después de tanto tiempo van a verme así me hace sentir horrible (blanca, ojerosa y con la angustia evidente en mi rostro, todo culpa de mi pelea telefónica con Juan; por qué los novios porteños se quedan en Buenos Aires; por qué nací en esta miserable ciudad del interior). No tengo demasiada fe en el lugar al que vamos a ir pero quiero estar en el colectivo cuanto antes. La gente empieza a llegar, busco mis lentes oscuros y no los encuentro. Dos niños (uno morocho, el otro rubio, diría que no son hermanos) levantan graciosas acusaciones contra su madre que se niega a comprarles una Coca-Cola (hace poco, mi hermana, mientras buscaba la segunda Coca light de la heladera de su casa, me preguntó si me acordaba de que cuando salíamos a comer con mamá y papá sólo podíamos tomar una Coca chica durante toda la cena).
*Sonia Budassi nació en Bahía Blanca en 1978. Es editora del sello de narrativa Editorial Tamarisco. Sus cuentos han sido publicados en diversas antologías entre las que se destacan Hojas de Tamarisco (2006), Buenos Aires/ Escala 1:1 (2007) y Uno a Uno (2008). Los domingos son para dormir es su primer libro de cuentos. Periodismo y Apache. En busca de Carlos Tevez son sus dos últimos libros. Su cuenta oficial de Twitter es @soniadelcampo y administra su blog www.enmediodelcampo.blogspot.com. El extracto del cuento está tomado desde el blog de Editorial Entropía.

One thought on “Fuera de temporada (Fragmento)

  1. Se me pone la piel de gallina al leer este fragmento, porque no lo conocía y me sucede lo mismo cuando viajo a Melo (pcia. de Córdoba) el pueblo donde crecí, donde pasé toda mi infancia y adolescencia.

    Un abrazo!

Deja un comentario