Sergio Olguín es el coordinador de Narrar desde una fotografía. Aquí, una entrevista para conocer detalles sobre el taller que comienza los lunes de septiembre, en Fundación TEM. También, un breve apunte sobre el vínculo entre realidad y ficción, ese borde que permite encontrar las mejores historias.

-¿Por qué una fotografía puede ser el punto de partida de un relato?

-La fotografía es la excusa para comenzar a escribir. Buscar en la imagen los disparadores de una historia, de un escenario, de un personaje. No todos vemos los mismo cuando miramos una foto. No todos imaginamos la misma ficción. Una foto permite encontrar las palabras con la que construir un relato que momentos antes ni siquiera existía en nuestra imaginación.

-¿De qué forma lo autobiográfico y los hechos reales nutren una ficción?

-Si uno sabe y se anima a bucear en las profundidades de su propia historia va a encontrar siempre elementos para nutrir su narrativa. Siempre es una ventaja escribir sobre aquello que conocemos y nada conocemos más que a nosotros mismos. Y en cuanto a los hechos reales, suelen ser tan complejos, retorcidos, contradictorios y fascinantes como la mejor historia inventada. ¿Por que no aprovechar esa ventaja que nos ofrece la realidad para construir un cuento o una novela? 

-¿Cuáles son las herramientas esenciales con las que debe contar un buen narrador?

-Una herramienta fundamental es saber mirar: alrededor nuestro hay un mundo digno de ser contado y solo tenemos que ser capaces de verlo para poder contarlo. Por eso, escribir narrativa desde una fotografía es poner en práctica y hacer ejercitar esa mirada. Acostumbrarnos a mirar una foto, pero también el mundo, con los ojos de un escritor. 

 

Deja un comentario