Gonzalo León es el coordinador de Cómo leer a María Moreno. Aquí, una entrevista para conocer detalles sobre el taller que se realiza los miércoles de octubre en Fundación TEM. León también señala algunas singularidades en la obra de esta cronista y periodista, capaz de trascender los géneros para crear una escritura con sello propio.

-¿Por qué te parece necesario indagar la obra de María Moreno?

-María Moreno es una de las escritoras latinoamericanas contemporáneas más importantes, y su obra, si bien conocida, reconocida y admirada entre pares, recién con Black out llegó a un público lector mayor, con lo que aventuro que dejó de ser una escritora de nicho. Esto hace necesario -cuando no urgente- revisar su obra con títulos anteriores para determinar las coincidencias, los rasgos en común que puede haber con el resto de lo que ha publicado. En otras palabras, no es una sorpresa María Moreno, si se puede hablar de sorpresa ese calificativo le cabe al mercado.

-¿Cuáles son las características que se destacan en los textos de María?
 
-Los textos de María Moreno tienen una singularidad (voy a nombrar una aquí, el resto lo veremos en el taller): de que sea lo que sea que está escribiendo casi siempre está el mismo mundo. No se trata de una escritura que se adecúa a un tema, sino que es un tema que es adecuado a una escritura. Moreno narra lo que le interesa narrar, pese a que muchas veces los textos que escriba sean para medios periodísticos donde lo importante es la consigna o el pie forzado, ella lo que hace es ajustar la consigna y forzar a su favor el pie forzado, por lo que aún sus textos periodísticos son literarios, porque son portadores de su arte, de su escritura.
 
-Aunque su bibliografía es más extensa, vas a trabajar tres libros: El affair Skeffington (1992), Banco a la sombra (2007) y Black out (2016) ¿Por qué la decisión de focalizar el trabajo en estos tres textos?
 
-Los tres textos que se abordarán es un intento por registrar tres décadas: los 90, los 2000 y esta década. Pudieron haber sido otros, pero la elección como muchas veces sucede es arbitraria. Resulta obvio en este sentido que al hablar de estos tres textos, por extensión, estaremos aproximándonos al resto de su obra.
 
Para leer entrevista de Gonzalo León a María Moreno, aquí. 

Deja un comentario